Recuerdos y Celebraciones

Festejando 7 años de Sex Whispers

Hace poco más de una semana se festejó por todo lo alto el séptimo aniversario de Sex Whispers, un podcast al que nosotros le tenemos gran cariño, tanto por haber sido una de nuestras principales fuentes de información cuando iniciamos, como porque sus creadores tienen un lugar especial en nuestros corazones. Dicha fiesta amerita una entrada especial en este blog, no sólo por la amistad que existe con la pareja de parejas que conforma el podcast, sino porque además, el evento fue relevante para nosotros por un par de razones.
Aún recordamos cuando empezábamos en estas andadas y navegando por el Twitter nos encontramos con un podcast en el que, dos parejas platicaban acerca de sus experiencias e informaban acerca de cómo funcionaba el ambiente swinger. Yo empecé a escuchar varios capítulos y aspiraba a, algún día, estar tan avanzada e informada como ellos. Un poco como ver un programa en la tele y pensar: “Ah, me gustaría algún día estar de ese lado de la pantalla”.
Poco tiempo después, en una fiesta en el club Púrpura, coincidimos con Pink y Black, y unos meses más tarde, en el club Dreams, conocimos a Lilith y Wolf, conversamos y nos cayeron súper bien, nos parecieron personas sencillas, inteligentes, y con quienes teníamos puntos de vista en común. Algo debemos haber hecho bien, porque posteriormente, nos contactaron para invitarnos a participar en el programa con motivo de comentar la serie de “El Juego de las Llaves”, y a partir de entonces se desarrolló una bonita amsitad. Tuvimos el honor de ser invitados al podcast algunas veces más, siempre resultando en una agradable e interesante convivencia en la que hemos compartido momentos de risas y diversión, e incluso de aprendizaje. También hemos compartido otro tipo de experiencias como el Viajeinception, y en cada interacción hemos corroborado que son personas con las que queremos seguir manteniendo el contacto y la amistad.
Uno de los motivos por los que esta fiesta tuvo especial relevancia para nosotros fue porque invitamos a unos amigos del mundo vainilla, quienes se mostraron interesados cuando les platicamos acerca del lado B de nuestras vidas, y al estar platicando por ellos, y resolviendo sus dudas, no pudimos menos que recordar cuando nosotros iniciábamos, cómo fue nuestra primera fiesta, cómo nos sentíamos, etc. Fue lindo e importante regresar en nuestras cabezas todos esos años a aquella primera fiesta de Pareja Polanco (ahora The Lust Society) en la colonia Roma, cuando sólo conocíamos a dos parejas en la fiesta, cuando yo, Kat, sólo tenía un único conjunto de lencería, y cuando nos dieron nuestro distintivo luminoso que indicaba que éramos una pareja nueva (o carne fresca), recordar la emoción, las expectativas, la satisfacción de saber cómo me veían los demás (debo hacer aquí un paréntesis para decir que yo no me consideraba durante la adolescencia o durante mis veinteypoquitos una mujer particularmente atractiva, no me veía a mí misma como Cuasimodo, pero nunca me hubiera descrito a mí misma como “hermosa” o “guapa”, entonces, el caer en la cuenta de que alguien, además de mi mamá, mi esposo, o los desagradables acosadores, les parecía guapa, fue toda una revelación para mí), la calidez que se sentía el que un grupo de desconocidos a quienes jamás habías visto en tu vida te incluyera como si te conocieran de siempre, la primera impresión al entrar a un playroom…
Durante nuestro paso por el ambiente swinger, hemos sido padrinos de intercambio de algunas parejas, pero creo que nunca habíamos convertido a alguien desde cero, desde platicarles y que ellos como pareja platiquen, y que regresen con lo que han procesado y nuevamente resolver dudas y así, hasta llevarlos a su primera fiesta. La experiencia de “mentorship” fue algo nuevo e interesante.
Esta fiesta tuvo una especial importancia para nosotros por otro motivo: El año pasado resultó desafiante para nosotros. Diversas situaciones nos afectaron, especialmente a mí, Kat, dificultando mi capacidad de disfrutar casi cualquier cosa, pero particularmente todo lo relacionado con el ambiente; afortunadamente he podido trabajarlo, y poco a poco, las cosas han mejorado, pero ésta es la primera fiesta que disfruto realmente en meses. Disfruté cómo me veía, el lugar,  guiar a estos chicos nuevos, bailar, ser una bola disco en medio de la pista, saludar y abrazar a los amigos, conocer gente nueva, ligar, coger en el playroom, etc.
Otro punto de relevancia fue el ver proyectado en las pantallas de la sede de este festejo el trailer de la serie “Swingers, un estilo de vida”, de la directora Digcy Mejías, en la cual participamos junto con Sex Whispers, Jardín de Adultos, y otras parejas. Esta serie se estrenará en junio, con el objetivo de dar visibilidad a este estilo de vida y así tratar de normalizarlo cada vez más para disminuir la discriminación y los prejuicios que nos afectan. Participar en esta serie también ha sido toda una aventura y una experiencia diferente que hemos disfrutado bastante, por lo cual, haber visto por fin el trailer oficial nos llena de emoción.  
Además, nos dio mucho gusto conocer el club Opus, ya que, aunque nos habían invitado desde su inauguración, no habíamos tenido la oportunidad de darnos una vuelta por el lugar y nos complace decir que es un gran lugar para las actividades del ambiente: la zona está muy decente, en pleno Insurgentes Sur, el local se encuentra en un edificio en buenas condiciones, las instalaciones son adecuadas y limpias, el lugar es amplio, con excelente distribución; el playroom es de buen tamaño, con camas lo suficientemente amplias y firmes, el calor no se encierra porque hay aire acondicionado y hay toallas limpias disponibles, la decoración es inspiradora y los dueños, muy atentos a las necesidades de los clientes. Podemos decir que es un excelente agregado a la oferta de clubes swinger de la Ciudad de México.
Esta celebración no sólo representó para nosotros un momento de alegría y camaradería, con una muy buena razón para festejar, sino también una oportunidad para reflexionar acerca de nuestro propio viaje en el mundo swinger, esperando que todavía nos queden muchas ideas por intercambiar, mucho por descubrir y aprender acerca de nosotros mismos y de los demás, y mucho por experimentar y disfrutar.

1 comentario en “Recuerdos y Celebraciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio